Relaciones de buen trato

Te invito a apreciar, en estas líneas, el camino del buen trato en el amor, en el autocuidado, que parte desde ti para extenderse a tus relaciones y al mundo.

 

Inicio del camino

relaciones-de-buen-tratoEs imprescindible comenzar este recorrido desde amor propio, ya que tú eres la persona que te va a acompañar siempre y, por tanto, es importante que no olvides que eres el gran amor de tu vida. Desde este compromiso contigo, te recuerdo cómo puedes cultivar este amor hacia ti:

  • Dedícate tiempo y espacio. Busca momentos y lugares para hacer lo que realmente te apetece y te nutre.
  • Cuídate y mímate. Háblate bonito, mírate con cariño, ama tu cuerpo y ama tu mente.
  • Conócete, compréndete y perdónate. Reconoce tus propias emociones y ponlas en valor. También tus heridas.
  • Déjate acompañar. Busca y pide ayuda para poner en práctica todo lo anterior o aprenderlo si nadie te ha enseñado aún.

 

Un camino por recorrer

relaciones-buen-tratoEs importante quererte a ti para establecer relaciones de buen trato con otras personas a las que das un espacio emocional que coexiste con tus espacios personales. Este amor aparece en todos los vínculos que creas con otras personas, pero más aún en los vínculos más estrechos como los de amistad o familiares.

Quizá a lo largo de tu vida decidas dar y crear espacios emocionales de pareja. Por el nivel de intimidad que estos vínculos suponen es especialmente importante que el amor en ellos sea del mismo modo, en la misma medida, desde el mismo lugar y a la misma altura*. Te recuerdo cómo podemos cultivar este amor:

  • Intimidad con tiempos de calidad. Buscar y generar momentos y lugares donde compartir, desde la libertad y el respeto mutuos, lo que os apetece y os nutre.
  • Cuidado mutuo y equitativo. Hablarse bonito, mirarse con cariño, amar los cuerpos y amar las mentes por ambas partes.
  • Confianza para expresar emociones desde el apoyo, la escucha activa y la ausencia de juicio. Poner en valor las emociones y las heridas de la otra persona para poder acompañarlas haciéndonos cargo de las propias. Actuar con responsabilidad afectiva. Perdonar, si es necesario, sin justificar al otro.
  • Negociar y llegar a puntos comunes en dirección y valores de la relación. Afrontar los conflictos para construir una relación de buen trato. Si no es posible, dejar la relación dejándonos acompañar por otras personas en este proceso.

 

¿Por qué recorrer este camino?

relaciones-buen-tratoRelacionarte desde el buen trato promueve tu bienestar y tu calidad de vida. Potencia que en tus vivencias sientas amor, seguridad, libertad, cuidado, respeto, reconocimiento… y también las personas a las que quieres.

Tu amor desde el buen trato cala en el resto de la sociedad y fomenta que el mundo ame de ese modo.

 

¿Caminamos?

 

Andrea Núñez Benítez

 

Fuentes bibliográficas: “Sea valiente” . Noelia Morgana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.